domingo, 30 de diciembre de 2012

¿Cómo organizar contactos entre Android y Gmail?

Hoy he querido dar el salto y tener todos mis contactos del móvil en la nube. La gran ventaja es que voy a tener ligados correos y teléfonos en un sólo contacto y para mi próxima móvil ya no me preocuparé de copiarlos. La desventaja... se generará un verdadero caos. Pero me he lanzado, cuanto antes sufra el daño mejor. Para ello he decidido tenerlos todos dentro de mi cuenta de gmail, así que, en teoría, entre Android y Gmail debería ser una tarea fácil.

Pues no lo es, es un verdadero infierno.



Lo primero es copiar todos los contactos desde el móvil a la cuenta de gmail. Es bastante sencillo hacerlo, los pasos a seguir están descritos en esta web. El problema es que lo que se consigue es crear una copia de los contactos en gmail pero mantienes los del teléfono, con lo cual los tienes duplicados una copia en el teléfono y otra en la copia del teléfono de gmail.

El siguiente paso es simplificar los contactos de gmail. Para ello hay que ir a los contactos de gmail y luego en el menú "Mas" seleccionar "Buscar y combinar duplicados...", la aplicación es suficientemente inteligente para detectar correos que pertenecen a la misma persona, pero no es capaz de detectar que un nombre que has incluido en el teléfono es la misma persona de nombre y apellidos del teléfono. Así que el proceso de simplificación es semi-manual, pero ahorra bastante trabajo.

Bien, ahora progresamos en la simplificación... el interfaz de gmail es bastante penoso y no hay quien administre los contactos. Cosas tan sencillas como ordenador los contactos por la dirección de correo es imposible, solo es posible hacerlo por nombre y apellido. La única forma que he encontrado para administrar los contactos de gmail de una manera racional es indirecta. Me he instalado el Samsung Kies (es decir... móviles Samsung) conectando el móvil, a continuación abro los contactos del móvil y trabajo sobre la copia local de gmail que hay en el móvil. Modifico los contactos y luego, cuando desconecto el cable USB, el móvil mismo sincroniza los contactos en gmail. La gran ventaja es que el paso más dificil (borrar los contactos que había antes en el teléfono) se pueden borrar a la vez que se puede comprobar si los conservas en gmail, además, posee otro algoritmo distinto para detectar duplicados, con lo cual, simplificas más. El problema... es dolorosamente lento.

Falta mucho por mejorar en tema de contactos...